Saltear al contenido principal
La Responsabilidad Penal De Las Personas Jurídicas, Una Primera Aproximación Al “compliance”

La responsabilidad penal de las personas jurídicas, una primera aproximación al “compliance”

La introducción de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, dentro del derecho mercantil y penal, es uno de los cambios legales más importantes de los últimos años.

Esta gran novedad legislativa, ha generado lo que se conoce como programas de cumplimiento normativo o “compliance”. La incorporación en las empresas de programas de cumplimiento normativo, es el único mecanismo de defensa efectivo frente a esta nueva responsabilidad penal.

Las penas que se pueden imponer a una persona jurídica, por ejemplo a una sociedad mercantil, van desde multas dinerarias, cierre de centros de negocio o incluso la extinción de la sociedad.

Desde la modificación del código penal en 2015, mediante la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo, (https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2015-3439) los programas de cumplimiento normativo o compliance ya han sido incorporados a las grandes empresas españolas, pero en los últimos años son una realidad entre las medianas y pequeñas empresas, que requieren de su incorporación, no solo por los riesgos que conlleva no contar con estos mecanismos, sino como herramienta que mejora la competitividad en su entorno empresarial.

Los Planes de Prevención de Delitos (PPD)

En Bufete Cacabelos & Asociados estos mecanismos de defensa frente a la responsabilidad penal de las personas jurídicas, lo que denominamos compliance, los llevamos a la práctica mediante la implantación de Planes de Prevención de Delitos (PPD).

«La elaboración de un Plan de Prevención de delitos no es trivial, debiendo realizar un trabajo de campo exhaustivo y una implantación adaptada a cada empresa»

El Plan de Prevención de Delitos afecta a todos los ámbitos de la empresa; desde la relación interna entre sus miembros, hasta los requisitos exigibles a proveedores externos, por tanto, su elaboración  no es trivial, debiendo realizar un trabajo de campo exhaustivo y una implantación adaptada a cada empresa.

Incorporar un Plan de Prevención de Delitos aporta a las empresas más que un mecanismo de defensa frente a posibles condenas penales; mejora la gestión de la empresa e involucra a todos los empleados y altos directivos, lo que a medio plazo se traducirá en una mayor productividad, y por tanto, en beneficios tangibles.

Folleto informativo sobre la implantación de Planes de Prevención de Delitos:

Plan de Prevención de Delitos

Estás interesado en implantar un Plan de Prevención de Delitos, nuestros profesionales te informarán de los pasos a seguir, para más información, contacta con nosotros.